Un jefe es diferente de un líder. Un jefe puede ser líder, pero no necesariamente lo es.
Tu jefe es el jefe: el que tiene la habitación bonita y elegante al final del pasillo. Un líder puede ser su supervisor o el colega que se sienta a tu lado y comparte su engrapadora.
Se necesita algo más que dar órdenes a la gente  para ser un líder.
Uno de los objetivos del jefe es  hacer las cosas, mientras que un líder, no sólo hace las cosas, sino que impulsa y motiva a su equipo. Los verdaderos líderes hacen las cosas mejor y  no sólo señalan lo que está mal.
Un jefe es siempre el centro de atención. Un líder es alguien que da un paso atrás y saca lo mejor del equipo.
Un jefe puede proporcionar  buena o mala dirección . Pero un buen líder nunca será  un mal jefe. Un jefe da la tarea a alguien que es un líder, mientras que un líder hace la tarea con el equipo. Después de hacer esto, el jefe va a tomar el crédito por el trabajo bien hecho, mientras que el líder se llevará a todo el equipo a tomar algo.
La gente puede respetar el jefe, pero a todos les gusta el líder.
 
¿Sigues confundido? Echa un vistazo a esta infografía