El 83% de los empleados no se comprometen con sus empresas. Es una cifra escalofriante, más cuando sabemos que el compromiso está relacionado con la productividad de nuestros equipos. Aceptar que más de tres cuartos de tus empleados no están implicados ni entusiasmados con tu empresa es difícil.

El coste de mantener empleados descontentos dentro de las empresas es realmente elevado, pues se traduce a una menor productividad y una gestión ineficiente de los equipos corporativos. Si hablamos sobre equipos de ventas en dónde la motivación forma parte esencial del día a día, el employee engagement juega un rol muy importante en el que los equipos directivos deberán aprender a identificar de qué manera se puede incrementar esta motivación por parte de sus empleados.

¿Qué significa realmente el employee engagement?

Debemos entender que no existe una traducción al español que defina con exactitud este término, utilizado por muchas empresas europeas y estadounidenses para medir la vinculación de los empleados con sus empresas. Así que cuando hablamos de “employee engagement” estamos hablando de la manera en que los empleados están realmente comprometidos con la marca, hasta qué punto quieren  realizar su trabajo diario, lo cual significa qué tan  bien realizará su trabajo (productividad) y cuánta motivación  tendrán para hacerlo día con día.
En palabras de Cristina Prats, directora de Seresco en Barcelona: “es difícil medir el grado de engagement de las personas de una empresa, pero sí sabemos que aquellas que se implican emocionalmente con ella son un 4% más productivos. Por ello el reto de las organizaciones es conseguir que el profesional trabaje a gusto y se enganche emocionalmente porque ello redundará directamente en el incremento de la calidad de los servicios al cliente final”.

¿Cómo podemos incrementar el employee engagement?

Si eres un directivo o mando intermedio dentro de tu organización, probablemente una de tus luchas constantes sea la de preocuparte sobre cómo mejorar la motivación y participación de tus empleados en sus proyectos diarios, ya que esto afectará directamente a los resultados de negocio de tu organización. Está demostrado que entre más comprometidos estén los empleados con la organización, mayor es la satisfacción de los clientes, la productividad empresarial y por consiguiente los beneficios empresariales.

Aquí te dejo unas cuantas ideas de cómo mejorar el employee engagement, y por consiguiente los resultados de tu negocio:

  1. Contrata a las personas adecuadas

Los procesos de selección están evolucionando constantemente, y la verdad es que en lo personal me alegra mucho. Recuerdo cuando conseguí mi trabajo como asistente de dirección en una compañía internacional, yo no tenía ni idea de cómo realizar esta función pero en la entrevista dije “aprendo rápido y me gusta mejorar día con día”. Realmente hay que tener en cuenta otros factores al incorporar a tu equipo: pasiones, hobbies, ganas de aprender, facilidad para resolver problemas, actitud antes que aptitud. Las aptitudes se aprenden y si una persona está motivada dentro de su puesto de trabajo, lo aprenderá con más ganas y entusiasmo.

  1. Libertad para innovar y crear

En la mayoría de los puestos de trabajo algo que tenemos que tener en cuenta es que si a los empleados se les da la libertad para desarrollar propuestas de mejora, innovar y desarrollar su creatividad, la respuesta será altamente efectiva. Existen organizaciones que premian las ideas de los empleados (y no necesariamente el premio tiene que ser monetario) el reconocimiento es una de las partes más valoradas por los empleados, si tus jefes directos e indirectos reconocen el valor que aportas con tu trabajo a la organización, las probabilidades de sentirte comprometido y parte de la marca se elevan mucho. Recuerda que un buen jefe es aquel que se rodea de personas que son mejores que él.

  1. Hazlos partícipes de los proyectos

La mayoría de los empleados desean formar parte de un gran proyecto, el trabajo en equipo sólo se consigue de una manera efectiva haciendo partícipes a todos los miembros y desarrollando un proyecto de manera grupal. Cuando se diseña un plan estratégico de una empresa, por ejemplo, muchas veces ni siquiera se informa a los empleados del proceso. El diálogo y la comunicación fluida dentro de una empresa son necesarios para mantener a los empleados motivados.

  1. Gamifica a tus empleados

Incentivar los resultados de nuestra compañía mediante un juego en el que los empleados compiten por mejorar indicadores de negocio alineados a sus objetivos y estrategia empresarial conseguirá incrementar sustancialmente el employee engagement así como los resultados de negocio.

Gamificar a los empleados nos permitirá generar más venta, más margen, más productividad, más cross-selling, mas nuevos clientes, más pedidos o mejore su situación de cobros. En definitiva, obtener más resultados y sus empleados más motivación, implicación y compromiso con su compañía.

 

Fuente: Billie Sastre